vie. Jul 19th, 2019

K&Co. Sustainable Kitchen

GASTRONOMIA SOSTENIBLE EN MADRID 

   La semana pasada tuvo lugar la celebración del primer aniversario de K&Co. Sustainable Kitchen Bar, un espacio gastronómico multifuncional situado en la zona norte de Madrid, en el barrio de Las Tablas, junto a Sanchinarro. Basada en la gastronomía de proximidad como el aceite de oliva extra ecológico en todos sus platos que obtienen de un proveedor próximo, su concepto se extiende más allá ofreciendo un local con materiales y maderas igualmente obtenidas de empresas de extracción sostenible, disponen de una amplia y variada carta elaborada a base de materias primas de primera calidad, como carnes de la Sierra de Madrid, pescados procedentes de pesca sostenible, arroces y pastas artesanas, verduras de temporada, ensaladas nutritivas tipo power bowl y burger gourmet, entre otros. El restaurante cuenta además, con una zona reservada privada para celebrar cualquier tipo de evento y celebración particular o de empresa. Pensado para los trabajadores de las empresas de la zona durante el día y para particulares los fines de semana. 

Estamos ante una cocina casera, sana, sabrosa y equilibrada, basada en los principios de la alimentación sostenible, que va más allá de lo vegetariano y engloba a todo tipo de alimento, material de construcción del local y su funcionamiento en un sentido amplio, posible para un restaurante que empieza de cero como es el caso, y más complejo lógicamente para un local ya asentado y que quiera adscribirse a este tipo de filosofía. Todo ello ha permitido a K&Co. obtener la certificación internacional Ecocook de máximo nivel (4), que avala las prácticas globales como restaurante sostenible, que abarca desde el consumo de agua hasta la gestión de residuos, convirtiéndose así, en el primer restaurante auditado y certificado en Madrid capital.

Este tipo de alimentación promueve el consumo de productos, frescos, de proximidad y de temporada, por sus propiedades nutricionales, frescura y sabor auténtico. Fieles a su compromiso con la salud y el medio ambiente, los proveedores principales de la carta, han sido escogidos por sus prácticas medioambientales responsables, de cercanía, productos de máxima calidad. Así entre la oferta gastronómica, podemos encontrar también productos procedentes de comercio justo como el café de especialidad de origen etíope. Por último, K&Co. ha obtenido el reconocimiento como Tercer Caso de Éxito de la Comunidad #Porelclima y ser el primer restaurante con certificación sostenible en todo su conjunto en España.

Para el acto de presentación y como acompañamiento en la degustación de los platos pudimos probar los vinos ecológicos Granza de Bodegas Familiares Matarromera, ofrecido en sus variedades de blanco, tinto y rosado. El nombre de Granza ha sido escogido en honor a los cultivos tradicionales de la zona y se refiere a los residuos (grano, paja larga y grueso, espiga…) sin descascarillar que quedan del trigo y otras semillas como la cebada cuando se avientan y criban. Los vinos ecológicos Granza se caracterizan y diferencian por ser vinos naturales que respetan los aromas varietales y los sabores de la tierra. Su característica diferencial respecto a los vinos tradicionales se refiere a la ausencia de productos químicos y la prioridad en el tratamiento manual, por lo que tanto las labores en viñedo como en bodega para la elaboración de estos productos responden a métodos de producción ecológica limitando la aplicación de productos químicos como pesticidas, herbicidas o abonos químicos como fertilizantes, utilizando solamente productos naturales ecológicos. Igualmente como decíamos requieren de labores artesanales y de más horas de trabajo en el campo por parte del hombre. La mayor demanda se centra en EEUU, seguida de Países Bajos, Ecuador y Filipinas. Y como colofón Granza utiliza los residuos de la uva para elaborar el papel de las etiquetas, denominado Grape Touch, y ante el éxito obtenido se ha decidido a lanzar también formatos tipo folio en distintos gramajes y colores para atender la demanda del mercado. 

En definitiva una interesante oferta de gastronomía sostenible que aúna a un tiempo calidad y diversidad, sin perder por ello el sabor y haciéndolo de una forma ecológica para el planeta, que habrá que seguir en su evolución futura. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *