sáb. May 25th, 2019

Olor insoportable en la sala de ensayos de la OFM

Papel higiénico para la Orquesta Filarmónica de Málaga

A veces, el absurdo es la máxima expresión de lo esperpéntico, y en una Orquesta que, en caso de estar en manos de una gerencia profesional, pudiera estar al máximo nivel de reconocimiento internacional, hoy el ridículo más esperpéntico, que roza lo cómico, hacen de ella el ejemplo de lo que nunca debe ser una orquesta.

Son muchas las razones por las que ya hace décadas debieran haber cambiado la gerencia, pero el servilismo al poder establecido es muy común en el ayuntamiento de Málaga, y así lucen las cosas. Entre otras las condiciones laborales indignas e insalubres en las que tienen que desarrollar su trabajo los profesores/as músicos de la OFM. No ya temas tan básicos para cualquier orquesta que se precie, como salas de ensayos para los músicos. Saben ustedes el problema que supone para el músico y sus pobres vecinos, tener que estudiar en casa, no ya un ligero violín, no, un contrabajo, un trombom, ya ni le cuento los sufrimientos del timbalista. 

No solo ya la incomodidad para el músico, su familia y vecinos, sino el transporte de los instrumentos. Una gerencia tiene el deber y la obligación de dotar a los músicos de las herramientas básicas de trabajo, y las salas de trabajo personal son más que básicas y necesarias. Una locura. Pues así décadas de sufrimiento y falta de sensibilidad por parte de la gerencia.

Tampoco voy a recordar lo desagradable y mala educación con los directores y solistas invitados que llegan a Málaga tras un largo viaje en avión, que sin que los reciba nadie, se cogen un taxi, y cuando llegan a la sala de ensayos de Carranque, deben esperar a que llegue el conserje (se ha pasado de 5 a 2) para poder entrar y ducharse ¡Horror! no hay agua caliente… sin comentarios.  

No, esto no es lo peor, lo peor, es que la racanería extrema de la gerencia hace que tales instalaciones, esté en manos de una, sola una limpiadora contratada por horas, y claro, ya se pueden ustedes imaginar las condiciones de los dos baños existentes, para una orquesta cercana a las cien personas, y en obras con coro en las que se superan las 170. Sin limpieza, al día siguiente las instalaciones apestan.

Pero lo que en verdad avergüenza a la orquesta, a los músicos, a la música, a los aficionados a la música, a la ciudad de Málaga, es el “increíble” hecho indigno para cualquier persona, del tener que llevarse el papel higiénico desde casa, porque se corre el peligro de no tener el mismo en los baños de la sala de ensayos. Sí, tal como lo leen, hasta ese extremo llega la racanería indigna e insolente de una gerencia volcada en el servilismo al poder municipal, que al de la calidad artística de la misma, y de las condicione laborales de sus trabajadores. La gerencia debería trasladar sus oficinas a Carranque, quizás así no faltarían baños, agua caliente, limpieza y papel higiénico.

1 thought on “Papel higiénico para la Orquesta Filarmónica de Málaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *